sábado, septiembre 17, 2005

N.R.D.A.

Fue incómodo tener por inquiliana a una mariposona negra, de ésas que miden como 10 centímetros y vuelan torpemente.

Ahora espero la desgracia. Que no sea, que nosea.

1 comentario:

jessica_luna_púrpura dijo...

si le sirve de consuelo, el otro dia me meti a la regadera con las luces apagadas y una mariposota negra revoloteo sobre mi humeda cabeza
jue horrible, horrible
la desgracia, por cierto, no llego
animo!!! ;)