jueves, enero 05, 2006

Recordatorio

Mi pensamiento mágico-religioso salió cual muerto viviente de las polvosas catacumbas de mi mente. La culpa de todo la tuvo mi pueblo, al que visito por tradición cada año.

Antes me hacía muy feliz volver porque era casi la única oportunidad de que algún machote me tocara las chichis y me advirtiera robo seguro y matrimonio; pero ya está Osiel, y anque no nos vamos a huyir (jullir) ni me va a desvirgar con premura para luego casarse conmigo, pus sí me toca las chichis, y con eso tengo.

Y entonces volví y recordé, yo creo por falta de hombre, las primerísimas significaciones de muerte y espantos que hice del pueblo. Cuidado con la mala hora, no es de Dios andar caminando en la madrugada por ahí. Y el tío Isaías que se lo llevó la sirena, o la pobre Mamá Goya que la perdían en el monte. Susto. Espantos.

Ando enterrándolo de nuevo, no vaya a ser...

Pero ya me dio sueño y yo sé que a usted, lector, no le interesa leer explicaciones fanatasiosas sobre los espantos del Istmo. Nomás le cuento tantito para que se percate de que sigo viva (y me tocan las chichis).

8 comentarios:

Andrómeda dijo...

Me acordé con esto de un post tuyo de hace mucho de los niños a los que se los llevó el encanto, la mala hora. Ese post me gustaba tantísimo. Aquí es cuando le viene a uno la tristeza de que el autor tenga ese poder de borrarlo todo de un jalón y dejarnos nomás el recuerdito de eso suyo que nos gustaba tanto.

YO SOY EL QUE YO SOY dijo...

Bendita la hora. Bendito Osiel.



Si es cierto, según esa teoría yo siempre posteo en mala hora.



Ya ves Niche, ¿Dónde vas a escribir estas cosas si no es en tu blog?

¿En tu diario?

No, esto merece ser leído por alguien más que tu mamá

jessica_luna_púrpura dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJJAAJAJA, no mams.......
pos siempre lo he dicho: chichis manoseadas, mujer feliz. faltaba mas!!!
saludos y feliz año, bere

Carmen Olivares dijo...

a mi si me interesa leer explicaciones fanatasiosas sobre los espantos del Istmo.

Chickaenaprietos dijo...

¡las shishis! Santo Niño de Atocha! que me da el desmayo...jeje, que bueno que tiene a su Osieliño que le manosea las shishis con retiharto cariño.

Corizandy dijo...

Por lo menos lo tienes cerquita...

Me acorde mucho mucho del cacique que alguna vez alla lejana te toqueteo tambien.

muchos abrazos Nichesita

Pami Yasbeck dijo...

Si se pone tan bueno entonces invita.

Mar dijo...

bueno, pero nomás con cuidadito porque luego se caen y ps nomás no. en qué pueblo pasa todo eso? digo, para ir a ver qué me toca (o me tocan, jijiji)