miércoles, noviembre 28, 2007

De por qué uno no debe encariñarse con las notas que se van a publicar en un periódico de circulación nacional

No llego al viernes. Me muero de nervios, de ansiedad, de miedo y de vergüenza. Quién sabe cuál será el resultado final de todo ese lío. Quién sabe qué cara tendrá después de pasar por "las tijeras de la edición" (pinche frase mamona) que por todo lo que sobra van a convertir mi vestidito de 15 años en un diminuto trajecito de teibolera.

6 comentarios:

luisitomx dijo...

vas a ver que solo quedara del tamaño de las faldas de las rebeldes...


y no se si haya faltas de ortografía en este post... la verdad no se ni que son XD~

maus dijo...

mmmmmmmmm trajecito de teibolera.

avisa en cual periódico para leerlo.

Emmanuel dijo...

Por eso no debes escribir de la hermenéutica en las canciones de Chikita Violenta desde un punto de vista social-histórico.

Mejor decir que son simplemente pedorros.

Gadósfero dijo...

Pues muero por ver tu vestidito... jajaja...

sólo espero que tenga lentejuela y zapatos altos... de tiritas.

bvhsbt

Bob dijo...

¿Pero de qué chingados escribistes niches?

Cuántas palabras que no entiendo en este blog (todo por no poner atención en las clases de literatura en la prepa), lo tomaré como una afrenta personal, a ver, echate este:

"El ocio es el opio del pueblo"

Juar Juar, te vas a tardar.



(saludos sin sentido...y date una vuelta por acá, donde no hay palabra verificadora para discapacitados)

Falcon dijo...

Ese tipo de desavenencias se sufren en todos los oficios, aun que hay que admitir que cuando uno escribe algo tan concienzudamente o con tanta dedicación seria funesto que lo cambiaran o cercenaran