jueves, noviembre 15, 2007

Le vendí mi alma a INDITEX

Como cuando se llega después de las 7:15 a la secu; como cuando se lleva zapato negro en lunes de honores a la bandera, me regresaron del trabajo a la casa.

Jamás me había pasado cosa tan humillante. Yo, que en mis tiempos de colegiala era la más aplicada y bien portada; yo, que marchaba cada lunes en la escolta y jamás usé la faldita arriba de la rodilla; yo, que no tuve novio sino hasta los 16 y lo corté a la semana, fui suspendida por un día sin goce de sueldo.

Y entonces la autora, humilladísima se fue a gastar aprovechando que es quincena. Y compró hasta que se empachó y ya no le alcanzó para un Pepto Bismol.

Estoy quebrada.

Me gasté el universo y ni así me sentí menos pendeja.

Me gasté la quincena completa y sin desayunar.

Y ojalá tuviera actitud para buscarme a diseñadores emergentes como el tal Quetzal o María Peligro, o de perdis irme a gastar las ilusiones a la lagunilla y a Pino Suárez (de donde seguro sacaría sin pedos el outfit-fiestero-hipster-escenoso-región4), pero ni eso. Me fui a comprar ropa igualita a la de mis amigas para que luego me encuentre en un mundo de gente viendo a Interpol, al lado de una chica que viste una chamarra idéntica a la mía.

Oooooooobvioooooo, jamás estaré en una fiesta de éstas.


Ya no me alcanza para la peda. ¿Quién me invita a chupar?

19 comentarios:

Lingüista con sangrado dijo...

Pues yo si voy a "esas" fiestas. Luzenco by Inditex.

luisitomx dijo...

yo! XD si te interesa mis datos en mi perfil... ah y yo todavía no me gasto la quincena

Roberto Wong dijo...

llego en diciembre, ahi te hablo

maus dijo...

es lo bueno de que nadie te conozca en el trabajo, no me regresan por mas tarde que llegue, ya se me esta haciendo mala costumbre llegar 20 minutos después de la hora de entrada.

que fiestas tan esenosas, yo solo tengo un par de jeans creo que así no aplico para ir a esos festejos.

aunque quisiera invitarte a beber estoy enfermo y no puedo gozar de la buena fiesta.

Anónimo dijo...

No hay cosa más gacha que te suspendan en esa empresa en la que chambeas y, aunque no lo dices, me imagino que fue por una estudidez y el castigo fue aplicado por otra no menos estúpida, no es así? Por eso deberías liberarte y no seguir chambeando en la esquina más recóndita de la entrada de ese changarro de exteriores blancos e interiores amarillos. Líberate tú que puedes!!! Salta a la libertad!!

Cesar Arellano dijo...

jajajajajajajaja

Besos.

Anónimo dijo...

'obvio' se escribe así, nena.

es mi nombre Berenice dijo...

Ups, la dislexia.

Muchas gracias, anónimo.

A ver cabrones, ¿por qué nadie me dijo nada antes?

Días y días y la chingadera así.

Tizano dijo...

la mejor fiesta de la ciudad está en mi buró.
word.

Falcon dijo...

Pues yo nunca he ido a una fiesta así llena de escenosos y la pura onda fashion

Patíbulo dijo...

Yo, yo te invito las caguamas. Faltaba más

Gadósfero dijo...

ok, ok, concuerdo contigo en cuanto a las fiestas que nos pasaste, pero hay que reconocer algo.: lejos de los personajes mamones que salen, algunas fotos son muy buenas.

Saludos, y yo te invito unas chelas, nadamás d+ejate ver que ya nos tienes muy olvidados.



lojcwhv

oxidente dijo...

Tu blog cada día parece más una canción ranchera… tocada por Interpol, claro.

sirako dijo...

yo nunca iré a una fiesta desas pero si voy ojalá no me tomen fotos porque estoy muy panzón.

Pami Yasbeck dijo...

No mames, los suspendidos de tu periódico fueron el tema a la hora de la comida dominguera en la chamba, qué bueno que acá no es así porque "me expulsan". Yo también iba muy propia a la primaria y a la secu, pero porque mi mamá me boleaba los zapatos y le quitaba las bolitas al suéter y a las calcetas. Claro, la falda diminuta sí aplicaba en mí.

Y ps vamos a chupar, a ver si este fin si nos vemos.

Mr. gonX dijo...

El 6 de diciembre en el ruta 61. Te invito unas chelas ese día. ¿látete?

hugo dijo...

oh, para que vi esas fotos, siento que no llegue al siglo 21.

Grajeda dijo...

jajajajaja
en verdad te regresaron?


si es humillante en la primaria no me imagino en el trabajo.


perdon por reír... en serio.



afortunadamente en mi trabajo puedo entrar básicamente a la hora que quiera. cumplo mis horas y listo... podría quedarme a trabajar un día 12 horas y faltar al siguiente sin problema alguno... ya ha pasado.



pd. cuando quieras vamos a cenar... digo, por si hay escasez de alimentos...

subempleada dijo...

a ver, xq te suspendieron? p saber xq yo trabajo ahí tmb, y nadie me dijo las causales de suspensión.