lunes, enero 14, 2008

Me lleva la chingada

A alguien muy listo de la sección de junto se le ocurrió comer algo con harta cebolla. Aromatizante natural que lo hará sentir en la cochambrosa fritanguería de su confianza.
Me compré una falda monísima. No sé cómo chingados se llama el corte, pero tiene una especie de faja que me acintura como rumbera de los 40. La encontré en talla extra chica. No me deja respirar.

9 comentarios:

sirako dijo...

yo necesito una falda de res.

Anónimo dijo...

...pero con esas botas se te ve chida...

es mi nombre Berenice dijo...

Y, no mames. Dime quién eres.

Don Rul dijo...

Me cagan los que tragan ajo y cebolla. Hoy me pasó algo parecido y también lo posteé. Como que arrancamos el año con el olfato sensible.
Lo de la falda todavía no me pasa.

Emmanuel dijo...

No tienes que respirar, sólo levantar los labios como de pucherito y medio cerrar el ojo: sólo así funciona la falda come-hombres.

¿señorita, puede alcanzarme esas hojas que se me cayeron? sí, sí, están más atrás, ajá. sí, justo ahí.

Luis Ricardo dijo...

Ash. Un admirador que nos tiene en ascuaaaas.

desde el Pacífico dijo...

Hablando de fritangas, extraño de sobre manera mis antojitos chilangos... unos buenos tacos, sopes, quesadillas, pambazos, esquites, etc, etc.

r. wng dijo...

ponga foto de la falda, o de usted con falda que sería mejor

Anónimo dijo...

No te puedo decir, sólo soy un admirador al que traes en ascuas.