sábado, enero 05, 2008

No, ya en serio

Yo no hago recuentos ni prospectivas, pero me gusta un chingo acordarme del pasado y hacer conjeturas morbosas de lo que va a pasar. Ajá, la perspectiva.
Si escribo así, tan en primera persona, tan olvidada del lector y de las reglas narratológicas es culpa de la madrugada y de un disco cursísimo de una banda cursísima: melcochosa, maricona, para nenas o para weyes putines que se ponen a llorar cuando los corta una vieja. Una vieja.
Nunca supe si mi ex novio (ex-no-vio) lloró cuando "lo corté". Una vez lo vi con los ojos acuosos y grandotes por algo que dije, pero no pasó de ahí. Yo "lo corté" pero él me botó, y es hora que sigo rebotando. Ash, qué hueva.
No estoy peda.
Las placas de mi auto, el que ya no tengo, eran 777. Suertesota. Lo vendí. Ya es 2008, este año cumplo 25. Sí, 25 si mal no recuerdo.

10 comentarios:

Anúnciese aquí dijo...

Pues a este ritmo quizá llegues un poco desvelada a los 25

Saludos!

El Tino dijo...

Me gusta mucho cuando escribes así, como del tipo (y es que no sé como decirlo) "corte a...".

sirako dijo...

a mí me gustan lo carros sin placas.

Anónimo dijo...

A mí me gusta saber de tu vida. Así puedo completarla con todas las veces que te veo y tú ni por enterada de que te estoy viendo...

Plaqueta dijo...

Se siente bien gacho que no derramen ni una lagrimita. Me imagino, clarito, que si cortara a ya-sabes-quién a él le valdría madres, buaaah.

Pero tú no te preocupes Niche, ese güey seguramente ni ha recuperado toda el agüita llorada.

maus dijo...

¿segura que no estabas tomada?

yo también cumplo 25 el presente año. espero tener un reventón digno de un cuarto de siglo.

Gadósfero dijo...

ja, benvenido año que me haces cumplir un cuarto de siglo...

Que buena la placa que vendió..

Ps' relájese con lo del novio..

y... por cierto... ¿Qué disco era?

uzykqf

valink dijo...

Yo ya cumplí 25, este año que acabó. Yo corté a mi novio, este año que terminó, justo antes de cumplir 25. No lloró, mejor, cómo para qué habría de llorar, tal vez me hubiera sentido la importante o él el tonto, mejor así, aunque también le ví sus ojitos vidriositos con la lagrimita de remi a punto de brotar, pero nel, no lloró. Y pus yo, yo lloro cuando me corto un dedo o cuando me quemo con el sartén o cuando me corta mi novio. Jaja, ahi si lloro. Por eso no tengo novio (aún). Y los 25 me encantan a los 3 meses de haberlos cumplido, uii.

Luis Ricardo dijo...

Quizá pasa esto. Uno no sabe si ha valido una pena hasta que termina. La verdad lo dijo Pasolini acerca del plano secuencia. Pero es cierto, uno no sabrá si vale la pena la vida hasta que termina. La lagrimita es sólo un signito infame de todo aquello. Pero igual vale.

Erick dijo...

Qué bonitos son los veinticinco! Yo la verdad, es que si chillo (seré wey putín?) pero algo así como dos años después, igual y soy lento de entendimiento.

Ya no rebotes, aférrate.