lunes, septiembre 08, 2008

Febril y sudada

Hacía mucho que no sufría por la bronquitis ni las fiebres me hacían delirar señoras chambonadas.

Soñé que se moría Carmelita Salinas y que me enteraba por la nota de un periódico. La edición era como de periódico de antaño: todo amontonado, todo en blanco y negro y con una fotota espantosa. Lo leía parada al lado de la ventana de mi cuarto, y decía con genuino asombro "¡no mames, se murió de un paro cardiaco!"
Hace un par de semanas soñé que escuchaba en la radio que se había muerto el tal Sopitas. Decía también "¡no mames!", como cuando mataron a Paco Stanley, y hasta sentía un poco de tristeza. Hace unos días lo conocí. Le hablé para decirle que me urgía una entrevista que él está negociando. Debí romper el hielo con la anécdota del sueño, pero no me dio la gana. A la fehca no me ha resuelto. Debí. Igual y le hubiera echado más ganitas.

Hacía mucho que no enfermaba con tremendos sudores. La última vez que mis delirios se pusieron juguetones, me creí en medio de un partido de futbol. Los jugadores, unas cortinas feísimas que mi mamá todavía conserva, se me venían encima.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Y yo que pensaba que era el unico que soñaba estupideces.

the real zorro dijo...

la fiebre despierta rincones ocultos de nuestra mente que debemos aprovechar para ser más creativos, así que, gracias a tus delirios, ahora tu imaginación está más despierta...
yo espero qeu sí se muera el sopitas (che mono mamón) y de carmen salinas me da igual, pero qué desmadre habría si eso llega a pasar...
tómale una foto a las cortinas...
(también me declaro fan de una diseñadora de tu sección... ya ves? por no pelarme, pierdes el monopolio, jejeje...)

Gade Herrera Galicia dijo...

¿En serio no hiciste uso de alguna substancia psicotrópica? jaja, bueno, cuídese mucho chamacona...

Luis Ricardo dijo...

Es una imagen de huevos.

Sergio dijo...

Me han contado que enfermarce asi es premonicioso, no se si exista la palabra, pero si no se muere la señora... haber que otras palabras me invento.

O.M.A.R. dijo...

Tan chidos tus delires... ¿qué dices que te metes?