domingo, enero 18, 2009

Bellos y púbicos o de cómo la textura no me deja disfrutar del momento

Esto iba a ser un post triunfal que hablara de la reivindicación de mi autoestima y de cómo mi madre tenía razón al decirme durante toda mi niñez y adolescencia: "Berita, se van a fijar en ti cuando tengas 20", para consolarme de todas las burlas y los amores platónicos, siempre imposibles, que no me dejaron tener una adolescencia sana llena de borracheras fugaces, babas y fajes torpes.
Pero entonces, el recuerdo del triunfo me provocó más bien náusea, y no una figurativa, de ésas que se dicen cuando uno se enoja, se pone digno y luego mamón. No, fue una náusea física, un mareo repulsivo que me vino desde el estómago y me dejó la visión brillante y desenfocada.
Antes de descubrir que no era el pinche vasito de nescafé de máquina el que amenazaba con un ácido gorgoteo, escuché una canción de The Doors. Y entonces supe: así se siente la vergüenza.
La canción me recordó cuando le hacía de mujer fatal en el ático de una casa de madera pegada al Bosque de Tlalpan. Usualmente el soundtrack era The Doors o The Wall de Pink Floyd. No sabía, hasta la náusea de Riders on the Storm, que el recuerdo representaba pura torpeza y decadencia.
Me quedó marcado de por vida: la flacucha figura de Jim Morison siempre me pondrá mareada, sin importar que hasta antes de los 19, disfruté a lo grande de los Doors.
Pinche pavlov automático. Ya me tengo prohibido un buen número de discos, un buen número de lugares un buen número de recuerdos. No vaya ser que lo siguente en lugar de náusea sea convulsión. Todavía no sé cuál es la representación somática de la ira, acá, machín.

Y el triunfo: fue muy al estilo de cenicienta (¡Ja!). Nomás que nadie salió enamorado. Esas son las ventajas de padecer bulying juvenil y luego ponerse medio buena.


La náusea: no tenía nada que hacer ahí. Siento mucho la intromisión, ya me pasé de la raya.

6 comentarios:

Emmanuel dijo...

Sufres de lo que clínicamente se llama "Miedo al éxito". Hazte un chequeo lo más rápido posible... o yo te lo checo. jeje.

abrazo

C dijo...

Lástima que no puedo 'postear' una foto porque si Jim Morrison te marea... espera a ver a Noé!!!! jejeje

Erick dijo...

Ese Pablov... Ese Morrison!.

Será indiscreción pero, ¿qué edad tienes?

Una vez una novia me dijo. No pienses, así serás feliz. No pienses en el fracaso, piensa en lo divertido que fue fracasar con estilo!

Gade Herrera Galicia dijo...

De tantas cosas que ya se privó al rato no va a querer salir a la calle... y usté tan bonita.

Saludos.

Miauuu... dijo...

Mierda...Yo si aplique los fajes torpes y borracheras baratas y te aseguro no es ningun consuelo...

... dijo...

::::::::::.:..no te perdiste de nada en tu adolescensia no te preocupes, pero me intrigo eso de las cosas prohibidas(incluyendo recuerdos).Ya que a mi me paso lo mismo pero con canciones, perliculas, momentos.... tambien recuerdos.... como que esto ya me empezo a gustar.

Alguna vez un productor de tele, en una coferencia de la universidad, nos dijo q para hacer algo exitoso tenias que hacer que tu publico se identificara con lo que estas haciendo.... me atrapaste.

P.D: esto no parece un comment más bien un mail... ni modo asi soy!