martes, julio 07, 2009

Mi ganglio y yo

Se me inflamó un ganglio y me lo fui a cortar. Así de campante, como quien se corta un padrastro a mordidas.
Un doctor inexperto me abrió la boca con metales que sabían amargo y casi me hacen vomitar.

Eso pasó hace casi un mes.

Y del ganglio no sé nada pero siento que lo extraño.

6 comentarios:

Odradrek dijo...

No lo extrañes, el ya está en un lugar mejor, sí, el cielo de los ganglios existe, eso fue lo que no te dijo el doctor.

Odradrek dijo...

Cha, después de leer esta cosa, como a los dos días soñé que me sacaba una muela con las pinzas para pasar corriente

Rodrigo dijo...

EL título del post suena como a canción de Alberto Cortéz.

Gabriela dijo...

Que risa, el cielo de los ganglios... a mi sobrina se le inflamó uno hace poco, pero eso no es el comentario... es que dice ella que cómo es el cielo de los perritos y mi exquisita hermana le contesta que es un lugar muy bonito lleno de jardines y arbolitos para orinarse por todos lados y así, lleno de grandes y jugoso filetes, a lo que Paty contesta... Ah, ya! Entonces, el cielo de los perritos... es el infierno de las vacas!!!!

the real zorro dijo...

...espero que la carencia de ganglio te haga sonreír más cuando camines por la redacción...

DIANA-CHAN dijo...

aveces no hagen mas ke joder esos mencionados ganglios.