sábado, diciembre 18, 2010

Del empacho

Y así. Uno se empacha a punta de abuso, de cansancio.

Lo bueno de repetir una canción hasta la náusea, es que a la vigésima séptima vez, ya no sabe a nada.


O sí.

4 comentarios:

Cristóbal, dos días después. dijo...

Anónimo dijo...

a mí siempre me sabe, si no, en verdad no te gusta...

@isrhaelo

Alejandra Álvarez dijo...

Me gusta mucho como escribes.
Saludos.

Anónimo dijo...

Y pasara toda la vida y te seguira gustando de igual manera.