miércoles, octubre 19, 2011

Ya me alcanzó la modernidad o algo

Hace años, querido lector, cuando este blog era un señor blog y no las migajas de bolillo duro que es hoy, la concurrencia solía tacharme despectivamente de "posmoderna". Nunca entendí ni por qué del insulto ni el insulto en sí.

Luego pasaron los años y me descubrí una noche atacando mis ensoñaciones de duerme-vela por varias, varias horas. De eso se debe tratar la modernidad y la posmodernidad y la hipermodernidad, de hacerle shu-shu a las ansiedades que salieron de la nada y que no dejan dormir a uno.

Gulp.


Ni siquiera esperé a llegar a los 30. Qué oso, goey.


En mis tiempos de mis vidas pasadas a la gente no le daban estas enfermedades modernas.

2 comentarios:

hugo dijo...

tan nítido y bello tu lenguaje como antaño, con todo y modernidades que te hacen sufrir.

Spawny dijo...

Alexander Strauffon en Facebook:

http://www.facebook.com/alexanderstrauffon

http://www.facebook.com/strauffon